Krypton Solid

¿Qué hace a un buen diseñador de logotipos?

¿Qué hace a un buen diseñador de logotipos?

Por extraño que esto pueda sonar para algunos, no todos los diseñadores son buenos diseñadores de logotipos.

He conocido a muchos diseñadores de gran talento que son terribles diseñando logotipos. De hecho, algunos de los mejores diseñadores que conozco son tan conscientes de eso, que incluso prefieren no asumir este tipo de proyectos.

El proceso de creación de un logo, al menos a nivel profesional, puede convertirse fácilmente en una larga serie de tareas complejas que no necesariamente tienen nada que ver con el diseño, y para tener éxito en hacerlo, el diseñador debe tener un estilo bastante peculiar. mezcla de habilidades.

Si es un diseñador que busca especializarse en la industria de la identidad, este artículo lo ayudará a identificar sus puntos fuertes y débiles. Si usted es un emprendedor que busca educarse antes de contratar a un diseñador de logotipos, este artículo lo ayudará a comprender parte de la complejidad detrás del proceso de creación de un logotipo personalizado para su empresa.

¿Qué hace un buen logo?

Antes de entrar en el tema principal de este artículo, debemos definir qué hace que un buen logo. Después de todo, solo al llegar a un entendimiento sobre ese concepto podremos seguir adelante y analizar qué habilidades, experiencia y personalidad se requerirían de un diseñador para ser bueno con la creación de logotipos.

Entonces, ¿qué hace que un logotipo sea un buen logotipo?

En una oración, un buen logotipo debe ser adecuado para su propósito, adaptable a una variedad de tamaños y materiales múltiples, soportar el paso del tiempo sin parecer viejo y ser lo suficientemente memorable como para que, una vez que lo mire, pueda recordarlo fácilmente.

En general, cuando se trata de diseño de logotipos, no hay nada correcto o incorrecto, sino solo buenas y malas prácticas. El siguiente diagrama muestra lo que se considera en general las mejores prácticas en la industria del diseño de identidad.

El rápido y sucio diagrama de Venn del diseño de identidad de marca.

Mientras observa el diagrama anterior, ¿qué habilidades cree que ayudarían a crear un buen logotipo?

Una forma de responder a esta pregunta es analizar cada característica por separado y luego asociar un conjunto de habilidades diferente a cada una. Por ejemplo, ¿qué habilidades necesitaría un diseñador para diseñar un logotipo icónico? Seguramente entendemos el concepto y el valor del diseño icónico para empezar, pero hay mucho más.

Dedique una buena cantidad de tiempo a pensar en eso y eventualmente notará que la gran mayoría de las habilidades necesarias para diseñar un buen logotipo tienen poco o nada que ver con la actividad real de producir diseño. ¿Sorprendido? Sigue leyendo y entenderás la idea.

Sea bueno en la investigación

Una de las habilidades más relevantes en el proceso de convertirse en un buen diseñador de logotipos es la capacidad de encontrar información relevante y útil. Piénselo: sin conocer los detalles de la industria del cliente, el mercado y sin comprender cómo la competencia usa su identidad para comercializarse, ¿cómo se sabría que están diseñando un logotipo relevante?

Pero para eso es la sesión informativa, ¿verdad?

Sí, acertaste, pero la verdad es que la gran mayoría de los pequeños clientes, y los emprendedores principiantes, no saben cómo preparar un briefing. Diablos, algunos de ellos ni siquiera tienen estos datos disponibles cuando se acercan a un diseñador para obtener un logotipo.

A veces, incluso las organizaciones más grandes no comprenden las peculiaridades del proceso de diseño del logotipo y fracasan al no proporcionar suficiente información en sus informes. Saber dónde conseguir la cita y qué preguntas hacer es una habilidad esencial.

En última instancia, esta habilidad ayudará a dirigir el diseño hacia una solución relevante.

Ser capaz de pensar conceptualmente

Una vez que el diseñador tiene toda la información relevante para el proyecto, que debe incluir el resumen del cliente y los datos de la investigación del diseñador al menos, el siguiente paso sería analizar los datos para definir los límites del proyecto.

Para hacer eso, el diseñador debe mirar los datos usando herramientas analíticas como lluvia de ideas, mapas mentales, ruedas de color, placas del estado de ánimo o cualquier otra herramienta analítica que ayude a comprender mejor el problema de identidad e identificar qué puede o no ser un buen concepto a explorar.

¡Supongo que es más fácil decirlo que hacerlo!

Seguro que hay mucho trabajo práctico aquí, pero una vez que el diseñador tiene una visión clara del panorama general, ser capaz de encontrar una solución que sea estéticamente agradable pero que también tenga una conexión conceptual profunda con el problema de identidad inicial es, más que cualquier otra cosa , lo que hace a un buen diseñador de logotipos.

Piénselo de esta manera: un logotipo sin concepto es un logotipo sin alma.

Ser capaz de pensar conceptualmente y encontrar un significado oculto entre lo que inicialmente parecerían ser datos no relacionados, tiene un impacto profundo en el proceso de creación de un buen logo, por lo tanto, es esta habilidad la que ayudará a dirigir el diseño hacia una solución única. .

Ser capaz de planificar con anticipación

Con una solución única y relevante en la mano, ahora todo lo que le queda al diseñador es garantizar que la solución elegida sea versátil. Para hacer eso, el diseñador debe poder planificar el futuro. Simple, ¿eh? Por lo que vale, creo que esta es la habilidad más fácil de dominar.

Básicamente, todo lo que tiene que hacer el diseñador es diseñar el logotipo teniendo en cuenta el contexto. ¿Encajará bien en un sitio web? ¿Un avatar de Twitter? ¿Impreso en un folleto de un solo color? ¿O a todo color en una tarjeta de visita? ¿Estirado en un gran cartel? ¿O en el costado de un vehículo? ¿Reducido al tamaño de un bolígrafo promocional? ¿O bordado en una camiseta?

Si el logotipo final puede adaptarse a todas las situaciones anteriores, y más, sin perder calidad, ¡listo!

Si no es así, entonces esta solución probablemente no sea la mejor —por lo general, no es lo suficientemente icónica— y un vistazo rápido al resumen, coronado por la exploración de otra ronda de conceptos, tiende a resolver el problema. Nada que unas horas extra de diseño no ayuden a resolver.

Sin embargo, aquí, aquí mismo, relacionado con esta habilidad, hay un problema.

Cuando se trata del diseño de logotipos, los propietarios de pequeñas empresas y los emprendedores principiantes tienden a no planificar con anticipación, al menos en términos de diseño, y aprueban logotipos completamente fuera de contexto, y por esa razón no comprenden por qué algunas soluciones simplemente no son adecuadas para ellos. .

El riesgo de ignorar la necesidad de versatilidad es malo para el cliente, ya que puede resultar en la necesidad de gastar más dinero para reelaborar su logotipo, y ese es el menor de sus problemas. He tenido casos en los que los propietarios de pequeñas empresas invirtieron miles de dólares en acciones con un logotipo que descubrieron más tarde que no era el adecuado para ellos.

Y esa es la señal para la siguiente habilidad, que en contraste, creo que es la más difícil de dominar.

Ser un buen comunicador

Estoy seguro de que muchos dirían que poder comunicar su mensaje con éxito no solo es una habilidad buena para un diseñador de logotipos, sino para cualquier diseñador, o incluso para cualquier persona en casi cualquier carrera. Eso es cierto, pero hay una razón especial por la que un diseñador de logotipos debe ser un buen comunicador.

El diseñador de logotipos suele ser el que tiene la responsabilidad de educar a los clientes sobre las realidades del mundo del diseño.

Día tras día, la gente está iniciando sus propias empresas y, en la gran mayoría de ocasiones, los emprendedores principiantes tienen poca idea del papel que jugará el diseño en el éxito de su negocio y, por lo general, le dan muy poca importancia.

Aquí está el desafío …

Cuando se le acerque alguien que probablemente tenga poco o ningún conocimiento de la importancia del diseño para una empresa, el diseñador del logotipo debe poder ayudar a cambiar el paradigma del cliente hacia el diseño, no solo para el éxito del cliente, sino también para su / su propio éxito también.

Los diseñadores tienden a pasar por alto este paso, ya que puede llevar mucho tiempo, y los clientes, al menos inicialmente, apenas valoran lo que un diseñador haría para ayudar a educarlos sobre el diseño.

Si está buscando especializarse en la industria del diseño de identidad, esta es, en mi opinión, la habilidad no relacionada con el diseño más importante en la que debería trabajar; junto con mucha paciencia también.

Los mejores diseñadores de logotipos que conozco también son excelentes comunicadores.

Conclusión

Diseñar un logo, al menos desde mi perspectiva, tiene mucho que ver con resolver un rompecabezas que permite muchas soluciones. Algunas soluciones van a ser geniales y otras no tanto; pero si no sabes qué habilidades necesitas para jugar el rompecabezas, será muy difícil resolverlo.

Con cada vez más personas entrando en la industria del diseño, parece que buscar una especialización se está convirtiendo en algo común. Si está buscando especializarse en la industria de la identidad, capacitarse en cada una de estas habilidades que no son de diseño ciertamente lo pondrá en el camino correcto, pero debe recordar que, en última instancia, primero debe ser un buen diseñador, y para eso no hay nada mejor. que práctica, práctica y un poco más de práctica.

¿Estás buscando especializarte como diseñador de logotipos o prefieres no emprender este tipo de proyectos en absoluto? ¿Crees que hay otras habilidades que necesitan los diseñadores de logotipos? Háznoslo saber en los comentarios.

Imagen destacada / miniatura, imagen de diseñador a través de Shutterstock.

Deja un comentario