Krypton Solid

Cómo ejecutar una crítica de diseño exitosa

Cómo ejecutar una crítica de diseño exitosa

La calidad de las sesiones de crítica es un indicador claro de qué tan bien se está gestionando el proceso creativo. Cuando una crítica de diseño sale bien, puede crear más ideas sobre cómo resolver el problema en cuestión o ayudar a los diseñadores a elegir entre una multitud de excelentes soluciones. Pero cuando una crítica de diseño sale mal, se convierte en una gran fuente de frustración para los diseñadores; Los diseñadores que han sido quemados por críticas insultantes o desenfocadas dejan de acudir a las sesiones.

Si desea realizar sesiones de crítica de diseño en su organización, debe hacerlo bien.

¿Qué es una crítica de diseño?

Las sesiones de crítica son un encuentro durante el cual los diseñadores comparten su trabajo inconcluso con sus colegas. El propósito de una crítica es mejorar el diseño. Si bien la sesión de crítica puede parecer una sesión de lluvia de ideas, hay una gran diferencia entre dos. El objetivo principal de una sesión de lluvia de ideas es proponer nuevas ideas, mientras que el objetivo principal de una reunión de crítica es evaluar el enfoque de diseño existente e identificar cambios futuros.

¿Qué se requiere para realizar una sesión?

Una crítica de diseño involucra a un pequeño grupo de personas (generalmente de tres a cinco) para discutir un diseño. La sesión de crítica de diseño ideal es una reunión informal en la que cada participante se olvida de los títulos de trabajo o la jerarquía y, en cambio, se centra en mejorar el diseño.

¿Qué se considera un buen resultado?

Las sesiones de crítica de diseño realizadas correctamente aportan dos beneficios principales:

  • Comentarios útiles que ayudan a mejorar el diseño;
  • Motivación para que los diseñadores mejoren el diseño: los diseñadores deben sentirse positivos y emocionados después de la sesión, incluso cuando sepan que tendrán mucho más trabajo por hacer.

Cosas que hacer antes de la sesión

Establecer un criterio claro de evaluación del diseño

Al establecer un criterio claro, estableces un listón. Si bien cada criterio es una medida subjetiva por naturaleza, tener un criterio bien definido ayuda a definir un nivel de calidad del trabajo. Cuando los diseñadores vengan a la sesión, sabrán que serán evaluados con criterios claros. Y este conocimiento les ayudará a anticipar más fácilmente la crítica y prepararse para ella.

Asignar roles a los participantes de la sesión

Cada sesión de crítica de diseño requiere tres roles:

  • Presentador: el o los diseñadores que crearon el trabajo;
  • Facilitador: una persona que controla el flujo de la discusión y permite que el presentador tenga una crítica exitosa;
  • Críticos: otros diseñadores, desarrolladores, gerentes de producto o partes interesadas que brindan comentarios sobre el diseño.

El papel del presentador

1. Proporcionar contexto

Una de las peores cosas que pueden hacer los presentadores durante la sesión es asumir que las personas que critican su trabajo sabrán tanto como un presentador sobre el diseño. Crear un contexto en torno a tu trabajo debería ser lo primero que hagas. Al establecer el contexto, facilita que las críticas comprendan el diseño.

Para establecer el contexto, un presentador puede necesitar:

  • Identificar al usuario final: describir las personas del usuario y demostrar la forma en que una persona interactúa con un producto, vender críticas sobre la apariencia del usuario promedio y cómo se integraría el producto en su rutina diaria;
  • Comparta los viajes de los usuarios: cuando presente su trabajo, no muestre solo algunas pantallas de un producto que se supone que representan algunas operaciones, comparta un viaje de usuarios completo. Los diseñadores tienen una herramienta poderosa en su conjunto de herramientas que ayuda a lograr este objetivo: los guiones gráficos, un guión gráfico pueden vincular la personalidad de un usuario con un diseño.

2. Comparta sus metas para la sesión de crítica

Antes de ir a la reunión, el presentador debe tener una respuesta definitiva a la pregunta «¿Qué quiero aprender de esta sesión?» Es importante compartir sus objetivos con los participantes de la sesión. Al dejar que la gente sepa lo que quiere de ellos, crea un enfoque nítido: las críticas proporcionarán el tipo correcto de retroalimentación (según su objetivo). Sin metas, todos compartirán sus ideas generales y la reunión será más una sesión de lluvia de ideas que una sesión de crítica.

3. Utilice un diseño dinámico para su presentación

La calidad de la retroalimentación que recibirá es directamente relevante para el nivel de fidelidad e interactividad del trabajo que presenta. Cuando los presentadores ofrecen algo estático, se reduce el campo de posibles comentarios: las personas tendrán dificultades para imaginar todo lo que les está mostrando. Pero cuanto más su trabajo represente el producto final, mayor calidad será la retroalimentación que recibirá. Cuando una crítica tiene la oportunidad de interactuar con un diseño, brindará recomendaciones más específicas sobre cómo mejorarlo. La oportunidad de jugar con un prototipo de alta fidelidad pondrá a su equipo directamente en la piel de su usuario, y esto le dará una retroalimentación más relevante.

4. Haga preguntas específicas para recopilar comentarios específicos

Preguntas generales como «¿Crees que este diseño es bueno?» no aportará información valiosa. Se específico. Defina de 3 a 5 preguntas específicas que desea que se respondan y hágalas durante la sesión. Haga esas preguntas incluso si está bastante seguro de lo que el equipo le dirá. Al hacer preguntas, puede iniciar una nueva discusión y eventualmente encontrar información valiosa.

5. Tome notas mientras recibe comentarios

Es fundamental que anotes las opiniones más importantes, así como tus propios pensamientos.

El papel del facilitador

1. El facilitador y el presentador no deben ser la misma persona

Combinar los roles de presentador y facilitador puede resultar tentador. Pero es mejor evitar esta tentación. Si una persona que creó el diseño está liderando la reunión y controlando la discusión, existe una alta probabilidad de que use este poder para el mal: el presentador puede convertirse en víctima de su propio ego. El ego puede hacer que el presentador se concentre en la retroalimentación que haga brillar sus ideas y excluya todo lo demás. Por supuesto, no todos los diseñadores tendrán este tipo de problemas, pero siempre es mejor evitar que suceda algo en primer lugar en lugar de resolver los problemas después.

2. Defina claramente las reglas

Sin un conjunto básico de reglas, las discusiones pueden ir en cualquier dirección y volverse contraproducentes. Es fundamental:

  • Describir los roles: dejar en claro para todos en la sala lo que se espera de ellos, definir el rol de los críticos es crucial, establecer el tono adecuado para la crítica, preferiblemente con el ejemplo;
  • Describa los criterios para la evaluación del diseño; si bien los criterios deben establecerse antes de la sesión, es vital recordarles a los participantes sobre los criterios.

3. Promover la participación equitativa

Las sesiones de crítica son una actividad colaborativa, por eso debe basarse en diálogos y no en monólogos. El facilitador debe apoyar la idea de la conversación pidiendo a la gente que hable.

4. Vigile el tiempo

Al recordarles a las personas cuánto tiempo tienen para discutir algo, el facilitador los motiva a trabajar de manera más eficiente.

5. Bloquear discusiones irrelevantes

Es fundamental bloquear todos los comentarios que no ayuden a los presentadores a alcanzar sus objetivos. Trate de dirigir la conversación hacia los objetivos que el presentador estableció al principio.

El papel de los críticos

1. Empatizar con el presentador

Suena bastante obvio, pero con demasiada frecuencia la gente critica sin tomarse el tiempo para ponerse en el lugar de un presentador. No importa qué tan bien un presentador establezca el contexto y presente su trabajo, una crítica tiene oportunidades ilimitadas para hacer que la conversación sea incómoda.

Aquí hay algunas cosas que deben tenerse en cuenta:

  • Sea positivo: a nadie le gustan las personas tóxicas, nunca lo diga odio un diseño;
  • Identifique las necesidades de los presentadores: cuando esté dando retroalimentación, necesita saber lo que el presentador quiere alcanzar, tener una idea de cuál es el objetivo;
  • Escuche antes de hablar: si se toma un momento para escuchar y comprender antes de expresar una opinión, es más probable que sus comentarios sean valiosos;
  • Ofrezca dirección, no prescripción: no le diga al diseñador cómo arreglar el diseño, tenga en cuenta que depende del presentador encontrar una solución, usted solo lo ayuda a dirigirlo en la dirección correcta.

2. Sea específico al dar su opinión

La retroalimentación que suena como «No me gusta este diseño» sin ningún detalle adicional no aporta demasiado valor. Sea concreto. Decir exactamente qué no te gusta y por qué. Si describe mejores soluciones, proporcione ejemplos visuales de lo que quiere decir.

La misma regla se aplica cuando dices algo como «Esto no funcionará en el mundo real». Si va a decir algo como esto, asegúrese de respaldar su opinión con hechos. Los hechos pueden ser cualquier cosa, desde las mejores prácticas de UX, estudios, investigaciones, etc.

3. No le pongas el gusto personal

Las palabras que elijas en las críticas son importantes. Las opiniones que suenan como «No me gusta esta IU oscura» no son más que críticas basadas en preferencias personales. A menudo, estos comentarios se consideran demasiado subjetivos y se omiten durante las discusiones.

Está bien tener una opinión personal o expresar sus propias preferencias, pero está mal insertarlo como argumento en una discusión. Cada argumento debe darse en el contexto de las necesidades y deseos del usuario. Por lo tanto, en lugar de decir «No me gusta esta IU oscura», es mejor decir «Creo que nuestros usuarios no apreciarán una IU oscura».

4. Haga preguntas aclaratorias

Los conceptos erróneos y los malentendidos son algo que ocurre todo el tiempo durante las discusiones. Es posible revelar posibles errores de comunicación haciendo preguntas aclaratorias. ¿Pregunta porque?» cada vez que no comprenda una decisión de diseño.

5. Proporcione más comentarios después de la sesión

Muy a menudo, los críticos tienen pensamientos e ideas que van más allá del alcance de la retroalimentación solicitada. Evite dar tal retroalimentación durante la reunión. Escríbalo y comuníquese con el presentador con estos comentarios después de la sesión.

Conclusión

Cuando una sesión de crítica de diseño se lleva a cabo de manera adecuada, puede ser una gran combinación de visión, estrategia y tecnología. Eso es porque las personas que participan en esta actividad estarán felices de compartir su experiencia y conocimiento. Estas sesiones de crítica se sienten como conversaciones informales entre personas con el mismo objetivo: todas están tratando de encontrar la mejor solución al problema.

Deja un comentario